¿Es difícil emprender?

Esta es una pregunta que nos hacemos todos los jóvenes hoy en día. Cada día que pasa parece que es más difícil encontrar un trabajo estable y con garantías, y de ahí, muchos de nosotros empezamos a considerar que tal vez realizando nuestra actividad de forma autónoma sería más viable.

Normalmente esto se despierta en el interior de aquellos que tienen la incertidumbre de averiguar que sucede, de probar, de no quedarse con las ganas, pero estos no son los motivos principales, ya que el más importante para intentarlo es creer en tu idea.

Para emprender hay que reinventarse, ser diferente, innovar. De nada vale ser uno más, desarrollar una actividad en la que existe una gran competencia y sin apenas diferencias es muy arriesgado. Esto no quiere decir que por ser novedoso vaya a ser fácil, pero con empeño, ganas y confiando en ello, puedes ir formando una pequeña parte de este mundo empresarial.

Algunos piensan (y desean) que es la mejor forma de hacerse rico, otros buscan estabilidad personal, y otros opinan todo lo contrario. Sin embargo, no le falta razón a ninguno, pero quien emprende lo que quiere es poder sacar partido de sus conocimientos y habilidades de tal manera que nadie sea quien les dirija o controle.

Así, la economía forma un pilar fundamental, por lo que desde BIM Área queremos ofrecer algunos consejos basados en nuestra experiencia emprendedora.

Lo primero, una vez tienes clara y desarrollada tu idea, piensa en su viabilidad. Comprueba que empresas activas hay en ese sector, como les va, qué posibilidades de desarrollo existen…etc. No siempre las cosas son como uno cree, y es mejor informarse bien.

Respecto al tema económico, al fin y al cabo, el más importante, ya que puede condicionar mucho nuestro entorno, y por ello hay que estudiarlo previamente. Analiza qué tipo de inversión necesitas, qué cantidad, si es fácilmente amortizable, qué consecuencias puede traerte. Siempre te encontrarás con esas personas que opinan que es bueno arriesgar, que confíes en tu idea y no pienses en el dinero, pero a más de uno ya le ha salido mal la jugada y ha perdido su dinero y parte del de su familia…es más fácil hacer un estudio económico previo…

Otro punto importante es estar bien asesorado. Detrás de todo emprendedor tiene que existir alguien que pueda ayudarte con el tema de gestión, siempre y cuando con tu formación académica no estés lo suficientemente preparado. Existen multitud aspectos en los que pueden ayudarte, como puede ser en la contabilidad, tramitación de ayudas y subvenciones, gestión de declaraciones, registro de patentes y marcas…etc. Por lo que tener a alguien de confianza, siempre es un punto a favor.

Finalmente, algo que consideramos importante y que es la forma de darse a conocer, es el marketing. Dentro de este concepto hay muchas posibilidades, como pueden ser la creación de una página web, cartelería, anuncios en medios de comunicación, merchandising, y el más relevante, el boca a boca. Este último es crucial, ya que hacer un buen servicio a un cliente es la mejor forma de que seas recomendado a otras personas. De modo genérico, una mezcla de todos ellos puede propulsarnos en nuestro entorno, y la mejor forma de comenzar la andadura es que la gente sepa quién eres, qué haces y dónde estás.

Esperamos que a todos los que seguís este blog os haya gustado nuestra experiencia, y a aquellos que sois emprendedores, que puedan serviros nuestros consejos y de esta forma seguir hacia adelante, ¡suerte!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This